4. Durante el proceso de independencia

Cada una de nuestras producciones se fundamenta en la investigación sobre la vida y obra de hombres y mujeres que han hecho la historia de nuestra nación desde el período Colonial, la formación de palenques, la independencia de las diferentes regiones que conformaron la Nueva Granada y provincias de Colombia hasta la formación de la República; así como también, prácticas y formas del patrimonio que expresan en su historia aquello que somos como país.

4.1. Emigdio Benítez Plata: El maestro de los próceres

De Emigdio Benítez Plata se sabe que nació en Socorro hacia finales de 1700 fue un ilustre abogado o letrado que participó en la insurrección comunera en Socorro la cual condujo a la independencia de esta Provincia el 10 de julio de 1810. Este hecho lo llevó a hacer parte del movimiento independentista. Formó parte de la Suprema Junta como resultado del grito de Independencia el 20 de julio de 1810 en la capital del Virreinato de Nueva Granada, Santafé de Bogotá.

4.2. José María Carnonell: El instigador del 20 de julio

Criollo de cuna, pudo estudiar en uno de los colegios más importantes de la capital gracias a una beca seminarista que le otorgaron, escribió un libro sobre la quina y participó en varios de los hechos y eventos más relevantes del proceso de independencia, más que nada, en la gesta del 20 de julio, así mismo, fue uno de los firmantes del acta de independencia en la madrugada del 21 de julio de 1810. Su nombre ha pasado a la historia gracias a los llamados chisperos.

Se dice de Carbonell que tenía una inclinación sensible por las gentes menos afortunadas, le importaba “la plebe” y quería que estos tuvieran justicia, es por esto que instó a las clases más bajas a unirse a la multitud enardecida la noche del 20 de julio, según testimonios, “corría de taller en taller, de casa en casa, sacaba gentes y aumentaba la masa”. .

4.3. Policarpa Salavarrieta: La indignación libertadora

Policarpa Salavarrieta, nació entre 1795 y 1796 en Guaduas, Cundinamarca. Su nombre de pila era Gregoria Polonia Salabarrieta. Su educación fue la de toda mujer de la época, centrada en los quehaceres femeninos. Vivió en Guaduas con su madrina Margarita Beltrán. A través de Margarita, Policarpa se enteró de la revuelta de los comuneros que había tenido lugar en Socorro, Esta historia dejó consternada a Policarpa quien a partir de entonces puso su atención en los movimientos revolucionarios existentes. Se enteró de ellos a través de panfletos, pasquines, conversaciones de grandes personajes que pasaban por su casa, entre otros.

La Pola, como se le conocería después, apoyó con constancia el movimiento que defendía el centralismo liderado por Nariño. Su oficio como costurera en casa de personajes importantes de la época le permitió ejercer funciones de espía para los patriotas gracias a lo cual muchos de ellos escaparon de la prisión. Además, informaba sobre los planes de Sámano, ayudaba a incorporar gente a la guerrilla y aportaba dinero para la compra de elementos útiles a la guerra.

4.4. Juan Nepomuceno Azuero: El sacerdote independentista

Por regla, el clero se opuso al proyecto republicano en un comienzo. Sin embargo, la Iglesia no ha sido un actor social homogéneo, y hubo posiciones divididas a favor y en contra de las gestas de independencia. Por ejemplo, varios sacerdotes tuvieron una participación significativa el 20 de julio en Santafé, y en algunas provincias hubo un clero que simpatizó de manera activa por la causa. Uno de ellos fue Juan Nepomuceno Azuero Plata. Fue cura, patriota e independentista, cercano al círculo de Francisco de Paula Santander.

A quienes promovieron los tumultos y difundieron noticias falsas se les conoció como chisperos. Entre el 20 de julio y el 13 de agosto de 1810 jugaron un papel clave para deposición de las autoridades virreinales y el establecimiento de una junta de gobierno en la capital del Virreinato. Juan Nepomuceno Azuero Plata fue uno de ellos; los chisperos agitaron la multitud, gritaron “Mueran los chapetones”, se acercaron a las chicherías para lanzar sus chispas y enardecer los ánimos. Cae la noche del 20 de julio de1810 en Santafé. Un grupo de hombres se reúnen para escribir y firmar el acta de independencia. La madrugada del 21 de julio se estamparon 38 firmas, y en la mañana se estamparon 15 firmas más; una de ellas es la de Azuero Plata.

4.5. José Prudencio Padilla: El defensor de la raza

José Prudencio Padilla nació en Riohacha el 19 de marzo de 1784. Es reconocido por su carrera militar naval y su rol en las guerras de independencia de Colombia, en tanto aportó a la emancipación de la Costa Caribe y Venezuela, y al triunfo de los independentistas sobre los ejércitos realistas lo cual le valió el ascenso a las más altas esferas de los líderes independentistas por mérito propio, siendo de piel oscura y sin pertenecer a ninguna familia antigua ni noble; algo sin precedentes para el momento.

Padilla fue una figura clave en las batallas navales para consolidar la independencia de Colombia y para derrotar a los españoles. Fue partícipe de la campaña del Atlántico como segundo jefe y participó en las victorias sobre las fuerzas realistas en la batalla de Riohacha (13.3.1820), Laguna Salada (25.5.1820) y Sabanilla (11.6.1820). También fue partícipe de la recaptura de Cartagena (24.6.1821), tras lo cual fue ascendido a contraalmirante y general de brigada.

Pero tal vez la batalla más importante fue la del Lago Maracaibo (24.7.1823), porque tras ésta la escuadra española se rindió y anunciaba el fin de la guerra de independencia en Venezuela. Esto le valió el ascenso a general de división.

La carrera militar de Padilla le valió también un reconocimiento político. En 1822 fue elegido senador y designado como comandante de la Marina en el litoral caribe.

4.6. José María Córdova y el poder militar

Nació en Concepción, Antioquia, el 8 de septiembre de 1799 y murió en El Santuario el 17 de octubre de 1829.

Entró al ejército bajo el auspicio de Serviez, en este lugar se empezó a interesar por la causa revolucionaria. Luego de las batallas del río Palo y de la cuchilla del tambo se une al ejército comandado por José Antonio Páez para combatir en la "batalla del bajo Apure" (1816), combate que hizo parte de la guerra independentista de Venezuela.

En 1819 José María se reunió con el ejército de Simón Bolívar junto a las fuerzas de Francisco de Paula Santander librando con éxito las batallas del Pantano de Vargas y el Puente de Boyacá, contribuyendo a la campaña libertadora de la Nueva Granada. Durante ese año, Córdova sería ascendido a teniente coronel a los 19 años (1819).

Bolívar designó al joven José María como gobernador militar para la provincia de Antioquía en el decreto firmado el 17 de agosto de 1819. Tras su ascenso vertiginoso en la carrera militar a su corta edad, empieza a tejer una amistad con Bolívar. Razón por la cual se le encarga de nuevo unirse a las tropas del General Antonio José de Sucre para librar la “batalla de Pichincha” (1822) que concluiría así la independencia de la región.

4.7. Manuela Sáenz: La independencia femenina de América

La figura de Manuela Sáenz se ha transformado y ha tenido una reinvención permanente. Ha sido un reto darle un lugar a Manuela Sáenz en las historias nacionales de Colombia, Ecuador, Perú y Venezuela. Al inicio existió ocultamiento y negación de la figura de Manuela Sáenz en la memoria histórica colectiva de Ecuador. Cabe señalar que este silencio sobre el rol de las mujeres en las gestas de independencias fue generalizado. En la guerra contra España hubo mujeres en el frente: en la organización de debates y tertulias, acciones de espionaje, financiación, apoyo a las tropas o el combate militar.

Manuela Sáenz fue una mujer de carácter rebelde, que rompió los moldes de la época decimonónica. No fue un personaje convencional. Fue una decidida republicana, vistió uniforme militar, fue partícipe en las gestas de independencia y la conformación de las repúblicas en América.

4.8. Antonia Santos: La historia de una matrona

La figura de Antonia Santos, considerada como “heroína” de la patria por su papel en el proceso de Independencia, no puede desligarse del movimiento de la Rebelión Comunera que tuvo lugar en Socorro, Santander en 1781 con la cual simpatizó desde muy temprana edad. Los actos heroicos de esta santandereana, que hoy la inmortalizan en los relatos fundacionales del Estado-Nación, están dirigidos a su compromiso político con la causa patriota, pero no sólo un compromiso ideológico —como fue el de mucha gente de su época—, sino, sobre todo, porque llevó la causa a la acción concreta a través de su gestión y financiación de la guerrilla Los Coromoro quienes recibían instrucción, así como, ropa, suplementos, medicamentos e información detallada de las luchas en las que debían participar. También ayudaron a las tropas de Simón Bolívar cuando intentaban cruzar Los Andes.

4.9. Agustín Agualongo: El prócer indígena

En el pueblo de indios de Anganoy en Pasto, nació Agustín Agualongo en 1780.

Los indígenas no actuaron de manera unificada durante los procesos de independencia: los hubo realistas porque desconfiaron del proyecto republicano puesto que iba en contra del sistema de privilegios colonial. Agustín Agualongo fue un indígena realista de Pasto famoso por sus actuaciones después de 1819, declarándole la guerra a la república de Colombia, cuando la corona española había aceptado su derrota.

Para los pastusos, Agustín Agualongo es un héroe local que defendió la región y al pueblo pastuso con valentía, cuando las élites habían capitulado con Bolívar y habían aceptado someterse a la república.

Volver